Rafael del Moral: Queridos vecinos, queridos amigos: Bienvenidos a la vigésima tertulia organizada por la Asociación Jueves Culturales. Acostumbramos, como sabéis, a dar la palabra a quienes desean dar a conocer su saber y experiencia desde su intervención como ponentes, y también a aquellos que prefieran darla desde su participación como asistentes.

Antonio Moreno: Hoy le agradecemos a Miguel Ángel Lezcano que se haya desplazado para hablarnos de corrupción. Lo va a presentar Begoña Franco, Coordinadora-Portavoz de la Agrupación de Ciudadanos de Velilla de San Antonio Y miembro del Subcomité Territorial del Corredor del Henares. Begoña es Diplomada en Ciencias Empresariales, con formación en Ingeniería Técnica Industrial y trabaja en Energías Renovables y Mercados Energéticos, tema con el que próximamente participará como ponente.

Begoña Franco: Miguel Ángel Lezcano es Coordinador de Ciudadanos Cs de la Agrupación de Alcalá de Henares, Concejal – Portavoz del Grupo Municipal en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Subdelegado Territorial, y Consejero Nacional del Partido.

Fue Presidente Nacional de la Unión de Guardia Civiles. Consejero Nacional del Consejo de Guardia Civiles durante dos legislaturas. Experto en Dirección de Seguridad Integral.

Durante los años 80-90, pasó los años más duros de ETA en San Sebastián y Bilbao. Allí fue Secretario General del Sindicato Clandestino de la Guardia Civil (SUGC).

Miembro Componente del Cuartel General de las Fuerzas de Estabilización de Paz de Bosnia y Herzegovina. Posee diferentes condecoraciones tanto Civiles como Militares, de su estancia en la Guardia Civil y misiones OTAN en Sarajevo.

 

AM: A José de Juan González, vecino nuestro, le agradecemos igualmente haber aceptado nuestra invitación. Añadiré que hicimos todo lo posible por ponernos en contacto con representantes del PP, de Izquierda Unida, y de Somos Velilla. Y entramos en contacto, pero ninguno de ellos se ha prestado, de momento, a participar. Si hemos contado y vamos a contar con otros ponentes de Somos Velilla y de España 2000.

Nuestro foro queda abierto, como es sabido, a quien desee asistir, a quien desee intervenir y también a quien solicite formar parte de la asociación (por cierto, me lo puede decir a mí, que soy el tesorero). Con independencia de su condición de socio, es bueno que en los Jueves Culturales hable quien tenga algo que decir y asista quien así lo desee.

José de Juan González, nuestro ponente local de hoy, fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Velilla en dos periodos. El primero entre 1991 y 1995 y el segundo 1999-2011. Durante catorce años ha tenido delegaciones de gobierno de todo tipo, y ha pasado dos años en la oposición por una moción de censura. José de Juan desarrolla su vida profesional desde 1973 alrededor del diseño industrial. Es Ingeniero Técnico Aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid.

Es verdad que hay una serie de asuntos relacionados con nuestro ayuntamiento que podrían ser cuestión de debate, y en los Jueves Culturales estamos dispuestos a organizarlos, y a dar la palabra a quien así lo solicite, tanto si desea ser ponente como si prefiere participar sólo como asistente, pero no lo hemos previsto para hoy. Nuestros invitados Miguel Ángel Lezcano y José de Juan han venido a hablar del futuro, y no del pasado, a hablar de propuestas, no de casos.

RM: Nosotros sabíamos lo que iba a pasar ayer, por eso habíamos previsto la tertulia para hoy: Uso ilegítimo de información privilegiada, sobornos, tráfico de influencias, extorsiones, fraudes, malversación, prevaricación, caciquismo, compadrazgo, despotismo, nepotismo, impunidad… La corrupción es todo uso o abuso del poder público para beneficio personal y privado.

Habría que tomar conciencia de la importancia de crear una cultura de tolerancia cero. ¿Pero cómo? Hoy vamos a debatir esas posibilidades. Es fácil jalear y hacer ruidos mediáticos sobre lo corruptos que son unos y otros, pero muy difícil promulgar leyes que la erradiquen. La sociedad no puede luchar contra la corrupción, tienen que hacerlo los legisladores. Pero ¿están los legisladores dispuestos a derrotarla? Veamos algunos ejemplos:

La trasparencia en los contratos del estado y la información pública no les interesa a los partidos. Ni a los que están ni a los que puedan estar. Mucho más interesante, comprendámoslo, la turbiedad, la confusión, el desconcierto, para colocar más fácilmente a los suyos. Me temo que no harán una ley de transparencia.

Interesantísimo sería que se potenciara la independencia del poder Judicial. Pero los partidos no van a legislar para ponerse a alguien por encima de ellos. Prefieren, unos y otros, ser juzgados por los de su bando, que nunca los condenarán o los condenarán solo un poco, lo justo como estamos acostumbrados a ver.

Una tercera propuesta podría ser la financiación real de los partidos políticos. ¿Les interesa esto a los super-poderosos? Está claro que no. Prefieren recursos ocultos o paraísos fiscales donde algún testaferro se encarga de proteger las reservas.

Cuantos menos cargos públicos políticos, mejor. Pero qué tontería… Y entonces donde colocamos a los nuestros… (Se dicen a sí mismos los líderes) Todo lo contrario… Cuantos más cargos públicos de gente fiel, muchísimo mejor, son pequeños apoyos para el control social, para tender una red que mantenga al partido.

¿Dictar leyes para una mayor responsabilidad de los cargos políticos? Venga hombre… no me vengas con historias… La responsabilidad se la atribuimos a la corporación… Por eso no hay responsabilidad para quien construye una obra faraónica inútil, llámese tranvía, aeropuerto o línea de ave… ¿Alguien puede pensar que harán una ley que lleve a la cárcel al responsable de semejante despilfarro? Imposible. Los políticos no legislan contra ellos mismos.

Hay quien ha propuesto fomentar y premiar las buenas prácticas de los administradores públicos. Menuda tontería. Ningún político lo hará… No le va a conceder laureles a los pelotas…

¿Trasparencia y publicidad en las secciones de urbanismo de los ayuntamientos? No me digas tonterías… Y entonces ¿cómo suplimos los sueldos que nos merecemos y no están estipulados…?

También se podría hacer un gran pacto nacional contra la corrupción, pero no van a estar de acuerdo los partidos porque las fuentes de enriquecimiento son distintas para unos y otros… Mejor chupar por donde se pueda y guardar silencio…

Habría que destapar todos los casos de corrupción… Hombre, todos no van a salir, pero vamos a hacer como si salieran la mayoría… total…. Nos van a seguir votando… Imposible saber si los casos de corrupción que descubrimos son el noventa por ciento de los que existen o solo el cinco por ciento.

Se habla mucho en las cortes sobre lo corruptos que son los otros grupos, pero nadie debate ideas o iniciativas acerca de cómo legislar para acabar con ella. En estos momentos España lidera la corrupción en Europa. El país necesita afrontar el tema con medidas efectivas, con una regeneración social…

AM: Me vais a permitir que utilice como fondo de mi introducción a la tertulia de hoy algunas estrofas extraídas de la canción Cambalache, un tango escrito en 1934, sí,¡¡¡1934!!! Que desde el principio, ya dice que el tema de la corrupción y sus estrategias no tiene tiempo ni edad, así:

Que el mundo fue y será una porquería,
Ya lo sé;
En el quinientos seis
Y en el dos mil también;
Que siempre ha habido chorros,
Maquiavelos y estafaos,
Contentos y amargaos

Valores y dubles.

Este tema, cuando aparece, es muy llamativo. Antes dijo Rafa que España lidera la corrupción en Europa. No tanto. Estamos en el pelotón de cabeza, solamente un punto por delante de Georgia y Letonia, y varios por delante de Chipre, la República Checa, Malta, Italia y Grecia. Estos datos son del último informe de Transparencia Internacional, en el que, a pesar de batir nuestro récord de posición hacia abajo (el que menos puntos tiene corresponde al más corrupto), nos mantenemos con los mismos puntos del anterior informe.

Con el tema de la corrupción en la política, suele suceder algo muy preocupante: la idea fomentada por unos intereses nada claros, de que todos los políticos son iguales. Esto también lo decía, a su manera, el tango:

Hoy resulta que es lo mismo
Ser derecho que traidor,
Ignorante, sabio, chorro,
Generoso, estafador.
Todo es igual; nada es mejor;
Lo mismo un burro que un gran profesor

No hay aplazaos, ni escalafón;
Los inmorales nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
Y otro roba en su ambición,
Da lo mismo que si es cura,
Colchonero, rey de bastos,
Caradura o polizón.

Pero también es verdad que hay que tener en cuenta una razón muy clara para que haya o no haya corrupción en la política. Los políticos, o más bien, las personas que se dedican a la política, son personas tan normales como los que estamos aquí. No me refiero a la mesa, sino a todos los que estamos en la sala. Y en realidad, no solamente a nosotros. Los políticos, y la política, sólo son una parte más de la sociedad. En la sociedad en la que vivimos, y cada vez más acentuada, existe la opinión de que el que hace lo correcto es el tonto, y el que burla la ley, la que sea, es el listo. Estamos en un país en el que ser inteligente está hasta mal visto, lo bueno es ser listo o listillo. Y listo es el que sabe cómo defraudar a Hacienda sin que le pillen, el que cuando va a aparcar deja el coche en doble fila, el que paga o cobra sin IVA, el que da el “pelotazo”, etc. etc. Decimos que los políticos roban pero, ¿alguno de los que estamos aquí ha cogido folios o una coca cola o algo de su trabajo que le viene bien para él mismo o para su casa? No vamos a contestar a eso.

En cuanto a los partidos políticos y sus casos de corrupción, está claro que los que más poder han tenido desde que se instauró la democracia en España, han sido el PP, antes Alianza Popular, y el PSOE, por lo que con cualquier método estadístico que se aplique, son los que lógicamente han tenido más casos.

Los llamados “nuevos partidos”, que en política nacional llevan, como aquel que dice, tres días y medio, tendrían que preocuparse, y mucho, si hubiera algún caso de corrupción entre sus filas, aunque, la verdad, no sé con certeza si nuestros partidos políticos, todos, se preocuparán algo de este tema, teniendo en cuenta que el PP, aun con los casos que tiene en los Juzgados desde hace tiempo, ha sido el partido más votado en las últimas tres elecciones.

Para terminar, vuelvo al tango y a mi percepción de que la corrupción es un reflejo de la sociedad con las estrofas más conocidas:

Siglo veinte, cambalache
Problemático y febril

El que no llora, no mama,
Y el que no afana es un gil.
Dale nomás, dale que vá,
Que allá en el horno nos vamo a encontrar.
No pienses más, échate a un lao,
Que a nadie importa si naciste honrao
Que es lo mismo el que labura

Noche y día como un buey,
Que el que vive de los otros,
Que el que mata o el que cura
O esta fuera de la ley.

 

Dice el tango siglo veinte, pero yo añadiría el veintiuno, y el veintidós como mínimo, aunque creo que de los que aquí estamos llegaremos muy pocos.

Introduce una respuesta